El CÁNCER no discrimina, por él mueren RICOS Y POBRES…

A propósito, de la reciente muerte del excandidato a la presidencia y senador de Estados Unidos,  John McCain, que me trajo a la memoria aquellos días difíciles en los que a mí me diagnosticaron el mismo tumor (Glioblastoma multiforme) que él sufrió, voy a contar un poco mi experiencia con el cáncer.

Yo tenía mucho tiempo de padecer de dolor de cabeza y en los últimos años, también en la pierna izquierda. Me realicé varios exámenes, como radiografía, electromiograma y resonancia magnética de cuello; pero no se encontraba el problema. Algunos especialistas me decían que, tal vez era estrés o a lo mejor pequeños aumentos de presión arterial, hasta sugirieron que podía ser hormonal y alguno pensó que era falta de vitamina B12.

syringe-1884784_640
Medicamentos para el dolor (Pixabay.com)

Lo cierto del caso es que, nada que hiciera o tomara me hacía sentir mejor. Entonces, me cansé de visitar médicos y dejé de hacerle caso a los malestares, creyendo que el día menos pensado iba a amanecer sin el dolor, cosa que nunca ocurrió.
Así, transcurrió 1 año y medio, aproximadamente, desde de la última cita médica, hasta que un día, el 20 de febrero del 2012, cuando me levanté en la madrugada para hacer ejercicio, me sentí un poco extraña y me costaba ver las cosas en su lugar real.

Después de 3 días, una Resonancia Magnética confirmó la presencia de un tumor cerebral, ubicado en la parte posterior izquierda de la cabeza.
Me realizaron una cirugía, el 1 de marzo del 2012, donde lo extrajeron completamente, pero después el resultado de la biopsia indicó que era un GLIOBLASTOMA MULTIFORME (astrocitoma en grado 4, estadío avanzado) y la recomendación de los médicos era quimioterapia y radioterapia.
Por supuesto, que todas estas noticias fueron terroríficas, difíciles de entender y más aún de aceptar.

^F874547702CFEAD6AB0D41A4C35DFCEE299299E0CF7AF6FFF7^pimgpsh_fullsize_distr - Copy

Además de eso, en ese momento tenía que lidiar con los efectos secundarios de la cirugía cerebral, por ejemplo, el no recordar cosas básicas como leer, escribir, manejar y no poder comer ni bañarme yo misma.
Todas estas actividades las recuperé poco a poco con mucho trabajo, terapia y con la invaluable colaboración de mi esposo Eugenio y de todos los integrantes de mi familia, que me ayudaron de una u otra manera.

 

El glioblastoma multiforme es el tumor más común y más maligno entre las neoplasias de la glía. Puede manifestarse a cualquier edad, pero es más común entre los 45 y los 70 años.
En el tratamiento del glioblastoma intervienen la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, pero a pesar de todo el arsenal terapéutico, su pronóstico es nefasto, con una media de supervivencia de aproximadamente 14 meses. Son raros los casos de supervivencia prolongada, incluso algunos especialistas lo consideran incurable.

Tratamiento

El glioblastoma es muy difícil de tratar debido a varios factores:
• Las células tumorales son muy resistentes a los tratamientos convencionales;
• El cerebro es susceptible de sufrir daños, debido a estos tratamientos;
• El cerebro tiene una capacidad muy limitada para repararse a sí mismo;
• Muchos fármacos no pueden atravesar la barrera hematoencefálica para actuar sobre el tumor

Según el Dr. Jeffrey Wefel, esta enfermedad “destruye el órgano responsable de la capacidad de pensar, de nuestra personalidad y forma de modular nuestras emociones y el comportamiento, es decir lo que define quienes somos y determina como interactuamos con el mundo”.

woman-2775273_640
Dolor de cabeza (Pixabay.com)

Son muchos los ejemplos de personas famosas y con dinero que, han padecido de este tipo de tumor y a pesar de contar con los tratamientos más modernos y prestigiosos, no lograron sobrevivir, por el contrario, su salud se vio seriamente deteriorada en muy poco tiempo.

Algunos de ellos son:
Dimitri Hvorostovsky fue un cantante barítono operístico ruso que murió en noviembre del 2017, a la edad de 55 años, 2 años y 5 meses después del diagnóstico. Recibió quimioterapia y radioterapia en una prestigiosa clínica de Londres, Inglaterra.

Zhanna Friske fue una cantante rusa de música pop, con 40 años, que falleció el 15 de junio del 2015, 1 año y 5 meses después del diagnóstico. Los últimos 3 meses de vida, estuvo en coma. Le dieron tratamiento en China y Estado Unidos.

Beau Biden, hijo del ex vicepresidente de los Estados Unidos, Joe Biden, le fue diagnosticado un el tumor en el cerebro en el 2013, falleció 2 años más tarde a la edad de 46 años.

 

Edward Moore Kennedy (hermano de John F. Kennedy) sobrevivió 1 año y 3 meses después del diagnóstico. Falleció el 25 de agosto del 2009. Pocos meses después de haber iniciado el tratamiento, el cáncer se había esparcido por todo el cuerpo.

Gary Edmund Carter, este beisbolista profesional comenzó a sufrir dolores de cabeza y problemas de memoria. Murió el 16 de febrero del 2012, 9 meses después del diagnóstico, a la edad de 57 años.

A Brittany Lauren Maynard, le diagnosticaron, en enero del 2014, un astrocitoma grado 2, con sólo 29 años. Le realizaron una craneotomía parcial, pero el cáncer regresó en abril del 2014 en forma de glioblastoma multiforme. Sus médicos le dieron 6 meses de vida.
Se mudó de California a Oregón para poder beneficiarse de la Ley sobre la Muerte con Dignidad de dicho estado. Así que, le puso fin a su vida el 1 de noviembre del 2014, con los medicamentos recetados por su médico, 10 meses después del diagnóstico.

David Delfín fue un diseñador de moda y artista español, a quien en abril del 2016 lo operaron de 3 tumores cerebrales y falleció el 3 de julio del 2017 a la edad de 46 años, 1 año y 2 meses después de la intervención.

Les recuerdo que, todas esta personas se realizaron tratamientos MUY COSTOSOS en las CLINICAS MAS PRESTIGIOSAS, con los MÉTODOS MÁS MODERNOS y los MEJORES ESPECIALISTAS.  Pero, nada de esto, les mejoró la calidad de vida ni los SALVÓ DE LA MUERTE.

Mi esposo y yo, investigamos mucho acerca de los tratamientos convencionales y alternativos y, a pesar del panorama tan oscuro y difícil, tomamos la decisión de NO realizar el tratamiento de quimioterapia ni radioterapia, ya que estos destruyen muchos órganos y la capacidad del organismo de defenderse por sí mismo.

Según la Organización Mundial de la Salud, el cáncer es un proceso de crecimiento y diseminación incontrolado de células  y para el Instituto Nacional del Cáncer, este es el nombre que se le da a un conjunto de enfermedades relacionadas. Esto significa que, en todos los tipos de cáncer, algunas de las células del cuerpo empiezan a dividirse sin control y se diseminan a los tejidos cercanos.

Pero, según mi propia experiencia, basada en múltiples materiales didácticos fidedignos, que estudiamos y sistematizamos, muestra que la verdadera causa del cáncer es completamente otra.
Basándonos en este nuevo concepto, elaboramos nuestro propio protocolo de tratamiento que se diferencia radicalmente del oficial.

Siguiendo este protocolo, yo realicé cambios importantes en la alimentación y el estilo de vida, con el fin de fortalecer el sistema inmune y mejorar mi calidad de vida.

En la actualidad llevo una vida normal y activa, aunque soy un poco más lenta para pensar y actuar que antes (consecuencia de la cirugía) pero, NO sufro de ningún dolor ni tomo medicamentos de ninguna especie. Tengo cita de control una vez al año y hasta el momento todo ha salido muy bien.
Muchas de las cosas que hice y hago, las he ido explicando en el blog, son cambios que implementé durante el proceso y que me han dado resultado.


i-flip-flap-184343_640El cáncer es una de las principales causas de muerte en todo el mundo, en el 2015 se le atribuyeron a esta enfermedad 8,8 millones de defunciones.
En el 2012 se registraron alrededor de 14 millones de casos nuevos.
Los que causan el mayor número de fallecimientos son: pulmonar, hepático, colorrectal, gástrico y mamario.
El último reporte de la Organización de la Salud muestra que más del 60% de los nuevos casos se registran en África, Asia y América Central y del Sur.
Los 5 países con tasas más altas de cáncer son: Dinamarca, Francia, Australia, Bélgica y Noruega.
Las tasas más altas en América, después de Estados Unidos y Canadá están en Barbados, Uruguay, Cuba, Argentina y Puerto Rico.
Los expertos predicen un 70% de aumento en las próximas dos décadas, en el número de nuevos casos en el mundo.
21,4 millones de nuevos pacientes para el 2032.


https://www.cancer.gov/espanol/tipos/cerebro/paciente/tratamiento-cerebro-adultos-pdq

http://www2.mdanderson.org/depts/oncolog/sp/articles/13/6-jun/6-13-1.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Glioblastoma

https://www.cancer.gov/espanol/cancer/causas-prevencion/genetica

http://www.who.int/topics/cancer/es/

https://www.cancer.gov/espanol/cancer/naturaleza/que-es

2 comentarios sobre “El CÁNCER no discrimina, por él mueren RICOS Y POBRES…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s